Cinco Sonetos lorquianos



Detalles



DS - 0109
Puede comprar el disco aquí
11 €

Cinco Sonetos lorquianos
Manuel Castillo


Real Orquesta Sinfónica de Sevilla
Director: Vjekoslav Sutej


MANUEL CASTILLO

ORQUESTA SINFÓNICA DE SEVILLA

Manuel Cid, Tenor

Pedro Corostola, Violoncello

 

CINCO SONETOS LORQUIANOS

1 Preludio 1’56

2 Esa guirnalda 2'16

3 De la dulce queja 2’55

4 Llagas de amor 2'12

5 Interludio 1’38

6 Ay voz secreta 1’52

7 El amor duerme 3’05

 

CONCIERTO PARA CELLO Y ORQUESTA

8 Allegro 8’52

9 Lento espressivo 9’27

10 Allegro 6’44

 

SINFONÍA N.° 2

11 Moderato 9’06

12 Scherzando 6’49

13 Larghetto 7’51

14 Allegro non troppo 7’44

 

Duración Total 73’12

 


Acerca del disco

Los poetas de Andalucía han tenido una importante presencia en la obra de Manuel Castillo: Góngora, Juán Ramón Jiménez y por supuesto, Federico García Lorca. "Suite del Regreso" (1973) para voz y cuarteto de cuerda, "Cantata del sur" (1975), "Presencia infantil" (Cantata, 1979), "Suite de los espejos" (1985), para dos flautas y vibráfono, son obras en las que los versos del poeta granadino le iluminaron para crear páginas vocales e instrumentales.

Cinco sonetos lorquianos para Tenor y Orquesta fueron compuestos entre Abril y Mayo de 1986 por encargo del XXXV Festival Internacional de Música y Danza de Granada, como homenaje en el cincuentenario de la muerte del poeta. Los textos elegidos, pertenecientes a los llamados "Sonetos de amor", se agrupan en una obra que no quiere ser una serie de canciones yuxtapuestas. Sus distintas partes constituyen un todo idivisible: Preludio, tres sonetos, Interludio y dos sonetos. El tenor Manuel Cid los estrenó ese mismo año en Granada.

Para el violoncelista Pedro Corostola compuso en 1974 una "Sonata para Violoncello y Piano" y en 1985 se deciió Manuel Castillo a escribir un "Concierto" destinado al mismo intérprete. Es posible que esta circunstancia esté presente en el carácter. contenido y desarrollo de la obra. No era la primera vez que se enfrentaba con la forma "Concierto", con anterioridad había compuesto tres para Piano y uno para dos Pianos y Orquesta. Años después le seguiría otro para guitarra.

En cuanto a la Sinfonía nº 2, habían transcurrido 23 años desde que compuso la Sinfonía nº 1 cuando decidió crear esta segunda en el año 1992, por encargo de la Orquesta Sinfónica de Sevilla, estando dedicada a ella la obra. Su estreno tuvo lugar en Sevilla, 25 de Febrero de 1993 en el Teatro de la Maestranza, bajo la batuta de Vjekoslav Sutej.